ISOTEC
El grupo ISOTEC
Causas de humedad
CAUSAS DE HUMEDAD

EL ANÁLISIS SIEMPRE PRECEDE A LA PLANIFICACIÓN Y AL SANEAMIENTO

Solo si uno conoce la causa de los daños por humedad y/o moho, es posible realizar un saneamiento prometedor.

¿De dónde provienen el moho y las paredes húmedas?

¿Cuál es la causa de un sótano mojado o manchas húmedas y moho en el espacio habitable? La respuesta es compleja, porque la humedad en edificios puede tener causas muy diferentes.

Paredes húmedas por condensación o una mampostería vieja

La cocina y el baño son sitios comunes con problemas de condensación. El vapor que proviene de cocinar y del agua caliente de la ducha carga el ambiente con humedad. Cuando no aliviamos el aire de esa humedad rápidamente, aparece una capa húmeda en la pared y se puede formar moho.

Un sótano húmedo normalmente tiene una causa muy diferente. Un síntoma de que está entrando humedad en la mampostería a través de la tierra, son las desconchadas. Otra posible causa es que haya una tubería con fugas. Y si aparecen manchas húmedas en el espacio habitable que se encuentra por encima del sótano, puede que la humedad del sótano además esté ascendiendo por la capilaridad del material.

Por eso es importante analizar con detenimiento el daño antes de empezar con el saneamiento de la humedad.

Una de las razones por las que nuestros saneamientos son tan efectivos y mantienen el edificio seco permanentemente es porque formamos continuamente a nuestros empleados en la técnica de analizar los daños y sus causas. Un análisis profesional es el fundamento de una buena planificación y un saneamiento exitoso de la humedad.

1. Humedad ascendiendo por capilaridad

La humedad por capilaridad proviene de materiales de construcción porosos que absorben la humedad. La humedad sube por los poros del material de construcción en contacto y funciona también contra la gravedad. Este tipo de humedad puede extenderse tanto verticalmente como horizontalmente.

El procedimiento correcto para el saneamiento de humedad por capilaridad es la Barrera Horizontal ISOTEC.

2. Humedad por filtración lateral

Puede que la humedad entre lateralmente en la mampostería a través de la tierra por agua del suelo, agua bajando por una inclinación, agua de infiltración que se está acumulando o aguas subterráneas.

En la norma DIN 18195 "Bauwerksabdichtungen" (norma Alemana que regula la protección de edificios contra la humedad y el agua) se mencionan tres tipos de exposición al agua que pueden afectar a la parte del edificio que está en contacto directo con la tierra:

  • agua del suelo (agua capilar, agua adhesiva) y agua de infiltración (no acumulándose)
  • agua de infiltración que se está acumulando
  • agua que ejerce presión

Para tratar una infiltración lateral de humedad empleamos la Impermeabilización Exterior ISOTEC o la Impermeabilización Interior ISOTEC.

3. Humedad higroscópica

La humedad higroscópica se forma por la propiedad de las sales de absorber la humedad atmosférica. Por eso las sales en la mampostería - sobre todo los sulfatos, cloruros y nitratos - pueden llevar al empapamiento de la mampostería.

La mejor medida para tratar la humedad higroscópica es el Revoque de Saneamiento ISOTEC. Antes de emplear el revoque de saneamiento es imprescindible cortar la entrada de agua a la mampostería (por ejemplo con la Barrera Horizontal ISOTEC, la Impermeabilización Interior ISOTEC o la Impermeabilización Exterior ISOTEC).

4. Condensación

La condición previa para la aparición de condensación es una diferencia de temperaturas.

Si, por ejemplo, la temperatura del ambiente está a 20 grados con una humedad atmosférica relativa de un 50% y el aire pasa por encima de una pared con una superficie interior de solo 10 grados, allí es donde el aire se enfría. En consecuencia, la humedad relativa del ambiente aumenta cerca de la superficie, porque el aire frío absorbe menos vapor que el aire caliente.

Para que la humedad ya no pueda condensarse en la pared, hay que aislarla. Para ello empleamos nuestra Placa Térmica ISOTEC o nuestro Aislamiento Interior ISOTEC. Si ya existe una contaminación de moho, hay que quitarla de antemano con medidas específicas (eliminación de daños por moho).

5. Exposición a la lluvia oblicua

La lluvia oblicua puede afectar la capa del edificio, si la protección contra la humedad o bien la balanza de humedad de la fachada no está bien.

En principio, el sistema de fachada tiene que ser capaz de emitir más humedad a través de la difusión durante el periodo seco de que absorba durante la lluvia. Una buena fachada además evita que entre agua hasta el interior de las paredes exteriores.

6. Averías de agua

Las averías de agua provienen de eventos únicos, en los que entra mucha agua en la mampostería en relativamente poco tiempo.

Eso puede pasar, por ejemplo, en el caso de una tubería de agua defectuosa o una inundación.

En estos casos le ayudará el Sistema de Secado ISOTEC.